La importancia de una Asesoría de Imagen

Seguro que tienes algunas prendas en tu armario que resaltan tu belleza y siempre te dicen cumplidos cuándo las llevas. No importa si tienes esa ropa durante años o es una nueva adquisición, te sientes a gusto y sabes que te va estupendamente. Sabemos que cuándo nos vemos bien, nos sentimos más seguros y animados.

¿Cómo conseguir ese efecto la mayoría de las veces? La respuesta no es difícil, se trata de conocer cuáles son los colores que te favorecen. A veces simplemente poniéndonos un foulard (pañuelo) al cuello en nuestros mejores colores puede hacer que nos sintamos la más bella estrella de Hollywood.

Por otra parte, todos hemos tenido experiencias desagradables cuándo hemos elegido ropa en otros colores. Por ejemplo, hace unos años me preguntaba por qué no tenía ninguna prenda de color naranja. La respuesta fue obvia en cuanto me probé varias prendas de ese color, ¡Me sentaban fatal!

Conocer cuáles son nuestros mejores colores, qué comunican o como interactuan con nuestro tono de piel es muy importante puesto que pueden lograr que parezcamos más sanos y atractivos o pálidos, incluso enfermizos. Eso es lo que descubrimos con la asesoría de color o estudio de color.

Todos los colores están compuestos de tres colores primarios: rojo, amarillo y azul. El amarillo es cálido, el azul es frio y el rojo no es ni frio ni cálido. Cuándo le añades amarillo al rojo, consigues un tono cálido y cuándo le añades azul, como en el caso del granate, consigues un tono frio.

Las personas también podemos ser clasificadas como “frios” o “cálidas” en función del matiz de nuestra piel . Cada persona tiene una combinación única de melanina, hemoglobina y caroteno. Consultando con una asesora de imágen o solicitando un análisis de color conseguirás descubrir cuáles son TUS colores.

En función del matiz, te sentarán mejor los colores cálidos o fríos.

Los ojos, el pelo, la piel reaccionan en función de los colores que tienen alrededor. Por eso es importante saber cuáles nos sientan mejor para mostrar una excelente imagen. Adquiere nuestro estudio de colorimetría o análisis de color tanto presencial u online para saber cuáles son aquellos que puedes escoger en el vestuario y el maquillaje.

Llevar los colores que te favorecen :

Hace que tus ojos brillen
La piel tiene un mejor aspecto
Pareces más joven
Aumenta tu confianza en ti misma
Escoger los “colores equivocados:”

Acentúa las imperfecciones de la piel
Te hace parecer mayor
Hace que parezcas más gruesa
De pequeños, cuando somos niños suelen atraernos los colores que mejor nos sientan pero a lo largo del tiempo nos influyen los gustos de los padres, hermanos, amigos o incluso la industria de la moda y acabamos llevando colores poco favorecedores. Vale la pena tomar un poco de tiempo y descubrir el poder de los colores, los resultados del análisis de color no te defraudarán.